Etiquetas

, , , ,

Acceso. Lo puedes leer en línea (buena visualización). Si lo quieres descargar y/o imprimir debes darte de alta en issuu.com (gratuito). Editorial: mocan17

A estas alturas del curso el cansancio ya hace mella y cuesta ponerse a redactar. Un curso más que “El Mocán” ha viajado por nuestros queridos barrios. Nuestras escuelas están más vivas que nunca, pero este curso nos han cerrado un centro. Cierre que se ha producido tras larga agonía y haciendo los docentes, todo lo que estuvo de nuestro lado. La vida sigue y por eso seguimos en la brecha. Debemos mirarnos en el espejo del colegio de Los Quemados y tener claro que es lo que no debemos hacer.

El nuevo consejero ya ha manifestado en la prensa del domingo día 19 que las unitarias no tienen ya mucha razón de ser y que hay que llegar a algún tipo de acuerdo ¿para cerrarlas? Si alguna ilusión nos habíamos hecho de que hubiera comprensión, al traste. Siguen pensando que las Escuelas unitarias son un anacronismo del pasado y que no tienen razón de ser y ni quieren entender ni quieren escuchar y ni mucho menos quieren “bajar” a ver lo que hacemos.

En nuestras manos está el seguir luchando. Allá donde exista una Comunidad Educativa comprometida con su centro, con la unitaria de su barrio, lo tendrán más difícil. No debemos rendirnos.

Esta es una pincelada de la actualidad que tenemos encima. Este “Mocán” finaliza el curso, esperamos que los contenidos tratados hayan sido de su agrado. Nos ha llenado de ilusión el saber que hay madres y padres que tienen todos “los Mocanes” desde el inicio y toda la familia lo lee. El esfuerzo no ha sido en balde. Nuestra fuerza, hoy más que nunca, tiene que estar en nuestra unión.

Este curso hemos vuelto a demostrar que nuestro compromiso sigue vigente y no ha muerto, por mucho que lo han querido matar.

Ponemos la primera editorial de “El Mocán”. En ella se puede ver que el tiempo no ha cambiado nuestra línea de trabajo. Es más creemos que hemos hecho un gran esfuerzo de modernización y adaptación a las demandas de la sociedad rural y durante estos años hemos luchado por dotar a nuestras escuelas de las herramientas necesarias para formar a nuestros alumnos y alumnas.

Todo ello sin perder nuestras señas de identidad.

Pero de nada habrá servido si no seguimos unidos, diciendo “estamos aquí”. Debemos buscar nuevas y creativas vías que relancen nuestro querido modelo de escuela apegada al barrio. De todos y todas depende el que podamos tener el futuro que nos merecemos. Es más de todos y todas depende el que podamos tener un futuro.

¡Feliz verano a todos! El verano no tiene porque ser una época del año en la que los niños no aprendan ni refuercen nada de lo aprendido. A otro ritmo y de otra forma, más placentera, tal vez, pero no deben dejar de trabajar.

El equipo de redacción.

Anuncios