Etiquetas

, , , ,

Autoría: María Isabel Fdez. Acosta (Mabel)

Alumnos y alumnas del CER Fuencaliente-Mazo participan en el programa de  Escuelas Viajeras

eviajeras2006Alumnos y alumnas del CER Fuencaliente-Mazo participan en el programa de Escuelas Viajeras Para cuando estas líneas lleguen a casa ya esta experiencia estará adormecida pero considero que es importante para los que la vivimos y pueda servir a los que estén por vivirla (por que confío haber sido el motor de arranque y que continúe…).
Cuando el maestro Adolfo me planteó si tenía pensado un viaje a la península, me sorprendió, pero después de aclarar que era en una fecha determinada y ahora a principio de curso, acepté sin dudar, y casi sin meditar los pros y los contras, pero esto o se hace o no se hace, y cuando te gusta la educación como es mi caso, no te cuestionas nada más.
Desde el primer día que regresamos he dicho, y no me canso, que repetiría con este grupo de niños y niñas hasta el confín del mundo la experiencia.
Sí, es cierto que es la primera vez que salgo del Archipiélago con alumnos menores y sin acompañante, pero no por ello me he sentido bogando en la mar sola.
A pesar que ya no sólo algunos compañeros me dijeron que era una insensata, sino algún operario del aeropuerto me dijo literalmente : tú estás loca!.
Desde estas líneas mi más sincero agradecimiento a mis compañeros en primer lugar, por confiar en mí, que recién llego a este Colectivo del Este y me apoyaron, preparando a los alumnos, y ya una vez fuera con sus llamadas , luego a los padres y madres que depositaron una confianza ciega dejándome a sus hijos, lo más preciado que tienen a una persona que apenas conocían, y algunos la vieron por primera vez en el aeropuerto al ir a llevar a sus hijos pues no doy clase en su barrio. A mi familia por su siempre incondicional apoyo. Por último y no menos importante, a mis chicos y chicas de Villa de Mazo por su educación, saber estar, demostrar que se puede si se quiere y sobretodo por ese espíritu puro que tienen, que el progreso y la modernidad no desvirtúe nunca.
Ellos saben bien que no se tiene más razón por gritar más, sino que cuando se calzan deben llevar consigo al otro, pues si la piedra me molesta en mi zapato, cuanto más al otro.
Y esta consigna quedó grabada en ellos porque demostraron ser, no sólo solidarios, algo harto difícil en nuestra sociedad, sino el más difícil todavía: tolerantes. ¡FELICIDADES!
Que no se pierdan esos dos valores en “nuestro” pueblo de Villa de Mazo (pongo nuestro entrecomillado, porque yo no soy del pueblo pero no se vive plenamente lo que no se siente) pues bien sabemos que ellos son el futuro, que esta experiencia que han tenido la suerte de vivir, no se quede aquí, en este grupo y en este curso.
Les animo, a ver siempre la botella medio llena, y que si uno tiene esperanza y confía, siempre, siempre, el barco sale y llega al puerto, como este año: unos compañeros se animaron y se embarcaron en el proyecto , otros , ayudaron preparando a los alumnos y otra llegó y terminó realizando el programa pero, como todo, sólo se ve, y se recuerda, el final, pero esto no habría sido posible primero sin los chicos, luego sin la labor de los maestros que prepararon el proyecto y por último sin el beneplácito de los padres, a todos ellos les quedo agradecida, reitero una vez más, por la confianza y el bienhacer con los niños pues gracias a eso todo resultó satisfactorio Ellos y yo guardamos unas vivencias que nos unen y siempre recordaremos con gratitud, aún con el devenir de los años, seguramente en un tiempo lejano cuando algunos se reencuentren recordarán con cariño aquel viaje a Cáceres en el otoño del dos mil seis.
Un cordial saludo
María Isabel Fdez. Acosta
(Mabel)

Anuncios