Autoría: Roberto Martín Pérez

EL PALOMAR DEL MORRO MOJINO (Foto de portada).
El palomar del Morro Mojino se construye en este lugar, a propuesta del Colectivo de Unitarias, para conmemorar el Día del Municipio.


Es copia del original, que se encuentra en estado ruinoso en una finca privada en las inmediaciones de la Ermita de Santa Rosalía.
Este ejemplar de palomar es único en su estilo en la isla de La Palma (no sabemos en otras islas) y está construido con piedra, barro y cal. Su apariencia es la de una garita militar. Tiene una cúpula rematada con la técnica de los hornos tradicionales de piedra.
A su interior accedían las palomas por dos pequeñas escotillas situadas en la base de la cúpula y dentro, en sus paredes circulares, existen unos pequeños huecos donde anidaban las palomas.
La finalidad de esta edificación fue el abastecer de carne a las familias propietarias de la finca del Quintero, que abarcaba desde la costa hasta donde se ubica hoy la Ermita de Santa Rosalía, que anteriormente era Oratorio y residencia habitual de los propietarios (‘).
Roberto Martín Pérez

Anuncios