Autoría: Mª Concepción Pérez Ferraz, Orientadora

¿CÓMO AYUDAR A NUESTROS HIJOS/AS EN LOS ESTUDIOS?

El éxito escolar no depende sólo del colegio donde estudia nuestro hijo. Los padres somos agentes responsables de numerosas actitudes, valores y hábitos que adquieren durante el aprendizaje. Y además, podemos ayudarles a estudiar, ya que todos los alumnos pueden mejorar su rendimiento. El papel educativo de la escuela es indiscutible, pero no suficiente; ya que una educación integral, no se consigue por el simple hecho de acudir a una escuela de mayor o menor calidad.

¿Cómo organizar el trabajo escolar en casa?

1.-Establecer un horario y lugar de estudio.

El tiempo que los niños dediquen en casa a las tareas y el estudio debe ser compartido con el dedicado al ocio y las actividades extraescolares, los niños necesitan tiempo libre para descansar, para entretenerse, jugar….

Es importante ayudar a nuestros hijos a elaborar un plan de trabajo semanal que los ayude a organizar adecuadamente su tiempo, planificando el horario dedicado a la realización de las tareas, a las actividades extraescolares y las dedicadas al descanso.

-Debemos tener en cuenta que debe estar adaptado a la edad de nuestros hijos.

-No se debe dedicar mucho tiempo seguido al estudio de una misma materia, alternado las mismas y dejando para el final los ejercicios o trabajos que necesiten menos esfuerzo de concentración -Es incluso recomendable, para los alumnos mayores, que dispongan de un reloj para ir planificando el tiempo con eficacia.

En cuanto al lugar de estudio, para que éste se considere adecuado deber cumplir los siguientes requisitos:

-Deber ser siempre el mismo; de esta manera se evita que nuestro hijo pierda tiempo mirando un sitio al que no está acostumbrado.

-Debe ser tranquilo y estar lo más alejado posible de la televisión, fotografías, radio, teléfono, juegos, etc…

-Debe tener una buena iluminación, a ser posible luz natural. Si es artificial, conviene que la lámpara se sitúe en el lado izquierdo si es diestro y en el lado derecho si es zurdo, para evitar sombras.

-Debe tener la temperatura adecuada y estar bien ventilado. El cerebro es muy sensible a la falta de oxígeno.

-El mobiliario ha de ser adecuado, resistente y cómodo. La altura de la silla debe permitir que los pies se apoyen sobre el suelo y la mesa debe ser de tamaño suficiente para distribuir lo necesario.

-El material que se vaya a utilizar debe estar al alcance de la mano, así nos evitaremos pérdidas de tiempo.

2.-Motivar y estimular a nuestros hijos.

La motivación es uno de los factores que más relacionado está con el éxito o fracaso escolar. Sin motivación nuestro hijo no se esforzará todo lo que puede y no mantendrá una buena predisposición hacia el estudio.

Para ello es importante:

-El interés de los padres en el aprendizaje de los hijos ya que influye directamente en la motivación de los niños por las tareas académicas.

-Es conveniente recompensar el esfuerzo realizado por nuestros hijos. Recompensar no es sinónimo de regalo material (una bici, una muñeca, un puzzle, etc…), recompensar, puede ser: una alabanza, un mensaje positivo, mostrar alegría delante del niño y felicitarle, hacer comentarios de los progresos delante del resto de la familia, etc.

En ciertas ocasiones, también puede obtener una recompensa de tipo material o concederle algún capricho (llevarle al cine, a un parque, a la playa…..).

-El estado físico y emocional influyen en la concentración.

El cansancio, la ansiedad y los problemas personales influyen directamente en el rendimiento escolar. Si el niño se encuentra fatigado es necesario realizarle un chequeo médico para descartar causas orgánicas. Si sufre ansiedad, nos debemos plantear si en casa estamos pasando por algunos problemas (enfermedad, muerte de un ser querido, divorcio, etc…). Si el origen no se encuentra en el hogar, no debemos dudar en consultar con sus profesores e informarles de los cambios .

Recomendación: No dude en concertar cuantas entrevistas desee con el Tutor o Tutora de sus hijos, si tiene dificultades para descubrir lo que ha de trabajar o estudiar, si ésta le parece excesiva o mínima, etc…

Seguro que se le agradecerán y juntos podrán encontrar remedio a la situación.

El papel de los padres es decisivo en el éxito escolar de los niños y podemos contribuir a ello trabajando conjuntamente con nuestros hijos. Esto lo podemos conseguir:

1.-Estableciendo un lugar y horario fijo de estudio.

2.-Animándoles para que mantengan la motivación e interesándonos por su vida escolar, dialogando con ellos.

3.-Fomentando la lectura y dando ejemplo.

4.-Siendo constantes.

Mª Concepción Pérez Ferraz, Orientadora

Anuncios