Autoría: ex alumnos de D. Pedro.

“RECOGIENDO QUE NOS VAMOS”

(Para Don Pedro, el Maestro de La Rosa)

Hoy 24 de Mayo es un día triste, pero no por lo gris que está el cielo, sino porque hoy se nos ha marchado el Maestro, sí, y no es otro que Don Pedro.pedro

Que con paciencia infinita enseñó a muchas generaciones de mazucos, de La Rosa, Monte y Monte Breña a trabajar, a ser responsables, a estudiar, a conocer el mundo desde las matemáticas y la lengua, pasando por sociales o la naturaleza.

Algunos no entendieron su forma de educar, pero con frecuencia como maestra me acuerdo mucho de él, y hoy lo comprendo, y se que somos muchos más los que pasamos por sus manos y lo queremos y respetamos.

El amor de las cosas bien hechas, para que fuéramos alguien el día de mañana, convirtió esa escuela de Don Pedro en una verdadera fuente de personas cultas: muchos licenciados, diplomados, empresarios, vendedores, amas de casa,…, pero todos buenas personas. Hoy nos acordamos de él como uno más de nuestras vidas, imborrable ya en nuestros recuerdos, compartidos por todos los que vivimos en la escuela, quisimos aprender y dejamos que nos enseñara. Los colores de la camisa, ese coche amarillo llamado Quevedo, las interminables tablas, las excursiones, las redacciones del fin de semana, las preguntas en la fila, las lecturas en su mesa,…, son muchas cosas para recordar que hoy agradecemos sinceramente, porque pudimos conocerlo.

Dicen que con ese deseo imparable de enseñar seguro que ya está enseñando en el cielo a leer y escribir a algún angelillo revoltoso, pero terminó esa última clase, como los artistas, haciendo lo que más le gustaba, Enseñar. Es su último “recogiendo que nos vamos”, pero no para sus alumnos y alumnas que jugamos en el recreo de la “Escuela Vieja”, y nos vio crecer como no, en la “Escuela de Don Pedro”.

Recogiendo que nos vamos dice nuestro maestro Don Pedro, con sus camisas del cocodrilo, que a algunos daban miedo.

Recogiendo que nos vamos, que es hora de trabajar. El nunca se ponía enfermo con nosotros quería estar.

Recogiendo que nos vamos, pues se merece un homenaje para que con nuestro cariño emprenda este largo viaje.

Recogiendo que nos vamos, se cerró la escuela de Don Pedro, ya pronto se abrirá con él la escuela del cielo”

“De los que aprendimos contigo” (Así nos enseñó a escribir Él)

Anuncios