Acceso directo a El Mocán nº 5. Lo puedes leer en línea. Si quieres desacargrlo o imprimirlo debes darte de alta en issuu.com

mocan05Edtorial: ” Ahora que estamos en periodo de matrícula y que éste, de un tiempo a esta parte, se está convirtiendo, de forma ya casi tradicional, en un periodo de cuestionamiento de la bondad de de la Escuela Unitaria, vamos a intentar argumentar desde la óptica de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (L.O.G.S.E.) (*) cuál es la importancia de estos centros.

a)    En el artículo 2 de dicha ley, punto 3, apartado a, pág. 10, se dice: “3. La actividad educativa se desarrollará atendiendo a los siguientes principios: a) La formación personalizada, que  propicie una educación integral en conocimientos, destrezas y

valores morales de los alumnos en todos los ámbitos de la vida, personal, familiar, social y profesional.” Por supuesto que en un centro masificado esto se hace muy difícil, por no decir imposible. Además de que con el sistema de transporte escolar poca vida familiar tienen los niños.

b)    Art. 14, punto 3, pág. 15: “La metodología didáctica se orientará al desarrollo general del alumno, integrando sus distintas experiencias y aprendizajes. La enseñanza tendrá un carácter personal y se adaptará a los distintos ritmos de aprendizaje de cada niño.” Cuanto más masificado está un centro más dificultades para que la enseñanza se adapte a esos ritmos distintos.

c)    Art. 2, apartado J, Pág. 11: “3. La actividad educativa se desarrollará atendiendo a los siguientes principios: J) La relación con el entorno social, económico y cultural.” En las Escuelas Unitarias trabajamos esa relación con el entrono que no se da demasiado si el niño pasa el día completo encerrado en un centro sin relación con lo que está alrededor.

Estas pinceladas de lo que dice la Ley pueden hacernos ver que estamos en el buen camino y que un centro masificado, aunque el trabajo sea bueno, que seguro que lo es, no puede atender de la misma forma a niños y niñas.

Con estas pinceladas queremos sumar argumentos a los ya empleados en cursos anteriores y queremos decir basta ya, que lo único queremos es trabajar en paz y sacar adelante a nuestros alumnos con la ayuda de todos y todas y no estar cada curso con la espada de Damocles sobre nuestras cabezas, cuestionando nuestro trabajo y creando la sensación de inseguridad y de no saber dónde poner a nuestros hijos.

(*) http://www.mec.es/inf/comoinfo/e-L-4.htm

Anuncios